Vacaciones en Torre del Mar, no hay otras ¡Tang… especiales!

TANG-DE-NARANRA-ESPANOL

Hola de nuevo Mamis de Málaga, hoy os traemos un post de nuestro amigo y compañero bloguero Tang de Naranja, un cordobés de casta que por circunstancias de la vida se ha aficionado a veranear en Málaga, concretamente en Torre del Mar, convirtiéndose en embajador predilecto de este pueblo costero tan chulo y especial.

¡Os dejamos con sus reflexiones!

Vacaciones en Torre del Mar, no hay otras ¡Tang… especiales!

Como cordobés que soy, la naturaleza dicta que debo veranear en Málaga al igual que el 90% de la población de la ciudad. Sólo hay un problema: odio la playa. Pero se acerca el fin de curso, el verano y la hora de pensar en las vacaciones. Sin embargo, desde hace unos años, nosotros nos comemos la última parte (la de pensar, no las vacaciones en si) ya que nuestro destino está claro: Torre del mar.

Al final sí que voy a ser cordobés.

“Pero Tang, si has dicho que odias la playa”. Ya, eso he dicho. Veréis, mi ideal de vacaciones hace unos años era pasar el día en casa jugando a la consola y viendo películas y series. Pensaba en el sol como lo hacen los vampiros y en el agua como lo hacen los gatos. Excepto aquel gato que teníamos en el campo y que cuando creía que no le veíamos se metía en la piscina, pero esa es otra historia.

Así que aquí estoy yo, que odio a la gente las aglomeraciones, quemarme y el andar escuchando el “crrr, crrr, crrr” de pisar arena, aunque lleves un mes en tu casa después de las vacaciones, y al que le dicen que va a tener un apartamento familiar en Torre del mar. Es decir, que el resto de mi vida voy a pasar allí los veranos (oye, que si es gratis…). Y te plantas allí y es cuando empiezas a pensar que al GPS le ha dado mucho el sol y que se ha equivocado de sitio.

Torre del mar es un oasis, un paraíso terrenal. Por si no ha quedado claro lo voy a repetir una vez más: odio todo lo que implica ir a la playa. Pero Torre del mar está lejos de esas imágenes que vemos todos los días en el telediario de arena atestada de gente. Vale que el agua tiene su aquel y algunos días podría servir de entrenamiento para los nórdicos esos que se bañan en hielo en invierno, pero qué gusto ponerse a leer tranquilamente mientras Laura, mi hija, disfruta de todo aquello (bajo la atenta mirada de mucha familia y de uno mismo que al final no lee porque está vigilando).

Aunque como odio la playa (ya no tanto) y las Mamis de Málaga lo que me han pedido es que diga lo que más me gusta de veranear por aquí, os lo cuento: Torre del mar es un pueblo.

“Oye Tang, vaya afirmación absurda”. Sí, vale, puede parecerlo, pero tenéis que comprender todo lo que conlleva. Torre del mar no es uno de esos sitios al que vas de vacaciones y aparte de gente, un poco de arena debajo de la gente y una infinidad de edificios de apartamentos que sólo se ocupan en verano, no ves nada más. Torre del mar es un pueblo con todas las letras y en mayúsculas.

Puedes pasear tranquilamente por sus calles, ir de tiendas, a sus parques con los niños (nosotros vamos a uno que tiene “un castillo de esos de escalar y trastear” con forma de barco que está genial), salir a comer sin mayor problema… poder, al fin y al cabo, disfrutar y sentirte como en casa.

Vale, como ratón de ciudad que soy también he de decir que su centro comercial es uno de mis lugares favoritos. Principalmente importante el cine y, ejem, esos sitios en el que comes hamburguesas y te regalan coronas para los peques ( 😉 , 😉 ).

Un lugar al que volvemos no sólo en verano, sino siempre que tenemos ocasión de pasar unos días por allí.

Tang de Naranja

De todas maneras, lo que yo opine da un poco igual. Lo importante es que Laura, en cuanto se sube al coche para el viaje de vuelta, ya está contando los días para volver.

¡Si no conocéis este pueblecito malagueño no perdáis ocasión este verano!

¡Nos vemos por Torre del Mar!

Foto de cabecera de vacacionestorredelmar.com

Tang de Naranja

Tang de Naranja

Padre, bloguero y cordobés

Padre e hija apasionados de los juegos de mesa , libros y el Tang. De naranja, claro. Madresfera me dió un premio. Cofundador de @Nocompropanmgz y @BlogDads.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.